Nuestros clientes de catamaran Ibiza

Nuestros clientes de catamarán Ibiza después de una semana de convivencia a bordo se convierten más en amigos que en clientes. La costumbre es hacer una foto de grupo a la llegada al club náutico de San Antonio, intercambiar emails, compartir fotos, y normalmente preparar una última cena a bordo para liquidar los últimos víveres de la nevera. También hay quien prefiere salir a cenar en San Antonio o en Ibiza y dejarse llevar por la noche ibicenca para exprimir hasta el último minuto hasta el momento de volver al aeropuerto y coger el avión de vuelta a casa.

En Charteralia guardamos un gratísimo recuerdo de los grupos que vinieron de Italia para estar con nosotros durante el mes de agosto de 2012. ¡Os echo de menos chavales!

club nautico de San Antonio en Ibiza
Aquí estamos con un grupo de clientes a la finalización de una semana de catamaran espectacular!

Ibiza es considerada como un destino muy popular especialmente por su vida nocturna pero es también el mejor destino para pasear en barcos o en veleros. Cada año innumerables turistas visitan esta isla mediterránea con el fin de disfrutar la belleza de sus calas y playas y la calidad de sus aguas. En Ibiza,la perla del Mediterráneo, nuestros clientes tienen la oportunidad de descubrir y disfrutar del encanto de esta isla paradisíaca.

En este enlace tendrás acceso al artículo completo sobre nuestros clientes en Ibiza

encuentro nautico

Desde el fondeadero de Migjorn leí el otro día su columna “Está pasando un marino”. Me hizo recordar aquella tarde de julio cuando nos saludamos mientras mi molinete se esforzaba en levantar el fondeo frente a Es Molì de la Sal. Aquella era la segunda vez que coincidíamos usted y yo. La primera tuvo lugar un domingo por la tarde, a finales de septiembre del año pasado, en el RCN de Torrevieja. Yo arribaba en solitario, bastante maltrecho y cansado, con mi pequeño velero de 7 metros, El Iluso. Pulse aquí para terminar de leer este encuentro náutico

Instrucciones excursion en catamaran de Ibiza a Formentera

¡Hola! Si estáis leyendo estás líneas quiere decir que habéis contratado nuestro catamarán de alquiler barcos Ibiza, y os quedan pocos días para realizar la excursión a la isla de Formentera. Pasaremos un día fantástico que seguramente recordaréis durante mucho tiempo. ¡Bienvenidos a bordo de nuestro catamaran! (aunque sea de manera virtual por el momento:-)

En esta página encontraréis una serie de consejos e instrucciones para la excursión de Ibiza a Formentera en catamarán, partiendo desde la playa de Las Salinas (Ses Salines) o más habitual desde la cercana Cala Jondal (embarcadero de Blue Marlin o Restaurante Es Xarcu)

¿Por qué zarpamos desde Cala Jondal o Salinas?

Nuestra excursión en catamaran tiene su punto de partida en la playa de Salinas o en la playa de Cala Jondal, al sur de Ibiza, muy cerca del aeropuerto, por varios motivos:

  • Las playas de salinas y Cala Jondal están situadas en el punto más al sur de Ibiza, y por tanto se trata del punto más cercano a la isla de Formentera. De esta manera minimizaremos el tiempo de la travesía entre Ibiza y Formentera, que seguramente será de entre 1 hora o 1:30 horas, y podremos disfrutar de Formentera el máximo tiempo posible.
  • Las playa de salinas y Cala Jondal está situada al oeste de los Freus. Los Freus son los estrechos que permiten el paso de tráfico náutico entre Ibiza y Formentera. Al ser el viento de levante (del este) predominante durante todo el verano en Ibiza, la zona de salinas y Jondal, queda completamente resguarda del viento y las olas, por lo que es ideal para realizar el embarque y desembarque con seguridad y comodidad.
  • Estas playas ofrecen todo tipo de servicios:
  • Parking vigilado para poder dejar el coche.
  • Fácil acceso desde el parking a la playa
  • Un minimarket donde poder comprar hielo, bebidas, vasos de plástico y algo de picar en la playa de Salinas.
  • Varios canales de entrada y salida para embarcaciones pequeñas como la zodiac en la que os recogeremos en la playa en Salinas.
  • En Cala Jondal hay dos cómodos embarcaderos (Blue Marlin y Es Xarcu) para poder embarcar a la Zodiac que os llevará al catamarán.
mapa de ibiza y formentera. Distancia entre Salinas e Illetes
En este mapa podéis ver la ruta (marcada en rojo) desde la playa de Salinas en la isla de Ibiza hasta la playa de Illetes, en la isla de Formentera

¿Cómo llegar a las playas de Jondal y Salinas?

Como hemos comentado anteriormente estas playas están situadas en el punto más al sur de la isla de Ibiza y por tanto también el punto más cercano a la isla de Formentera.

  • Si tenemos un coche alquilado, desde Ibiza ciudad tardaréis unos 10-15 minutos en llegar por una carretera convencional.
  • Si no disponemos de vehículo entonces podéis ir en taxi (unos 20 euros)
  • Como opción más económica también podéis tomar el autobús que sale regularmente desde Ibiza que tarda una media hora hasta la playa de Salinas.

Recogida en la playa

El punto de embarque normal será el embarcadero de Blue Marlin en Cala Jondal, ya que al haber un pequeño muelle es mucho más cómodo.

Si por algún motivo os recogiéramos en Las Salinas, entonces en la zona de la playa más cercana al muelle, prácticamente en frente del chiringuito Malibú, veréis en el mar un canal balizado de entrada y salida de lanchas y pequeñas embarcaciones de plástico a pedales. Lo ideal es que a la hora convenida, una vez que lleguéis andando por la playa justo delante del canal, llaméis al móvil del patrón. Entonces saldrá desde el catamaran con la lancha y en menos de dos minutos llegará al final del canal balizado.

En Cala Jondal no os vais a mojar nada al embarcar, pero en Las Salinas seguramente os vais a mojar hasta la rodilla.

mapa playa Salinas Ibiza
Vista aerea de la playa de Las Salinas (Ses Salines) desde donde comenzaremos la excursión

Nuestra zodiac tiene capacidad de hasta 8 personas. Si vuestro grupo es superior a 8 personas, entonces realizaremos el embarque en dos viajes. Sigue leyendo Instrucciones excursion en catamaran de Ibiza a Formentera

Consejos excursion en catamaran por las mejores playas de Ibiza

¡Hola! Si estáis leyendo estas líneas es que habéis contratado la excursión en catamarán de vela recorriendo las mejores playas de Ibiza. ¡Enhorabuena! Vais a pasar un día inolvidable a bordo de nuestro precioso barco y vamos a ver unas playas y unas islas espectaculares y si os apetece, también veremos una puesta de sol frente a Café del Mar que os pondrá la piel de gallina.

Puesta de sol desde Cafe del Mar en Ibiza
Imagen de la puesta de sol desde Cafe del Mar

Ante todo, os ruego que compartáis estas instrucciones con todos los miembros del grupo. Seguramente tendréis un grupo de WhatsApp o de emails, así que sería ideal que todo el mundo que fuera a realizar la excursion en catamaran leyera estos consejos.
No me enrollo más y os dejo aquí con una lista de pequeñas instrucciones y consejos que os serán muy útiles para haceros una idea de cómo será el día de navegación y qué cosas podéis traer al barco.

Salimos desde San Antonio

El día convenido a la hora acordada debéis ir a San Antonio, una pequeña población semi-invadida por ingleses al oeste de la isla de Ibiza, que desde luego no es el pueblo más bonito de la isla. Sin embargo la bahía que rodea San Antonio, que es por donde navegaremos, es la zona más espectacular de la isla de Ibiza desde el punto de vista de playas y paisajes y naturaleza en estado puro.

Vista del club naútico de San Antonio
Vista del club náutico de San Antonio (Es Nautic) al atardecer con Luna Llena

¿Cómo llegar a San Antonio?

Desde la ciudad de Ibiza o los alrededores (Embossa, Figueretas,  etc.) solo tardaréis unos 15 minutos en coche por carretera de doble carril y unas cuantas rotondas.

  • Hay un autobús que une Ibiza con San Antonio ida y vuelta, que sale desde la estación de autobuses de Ibiza cada media hora y os deja en la estación de autobuses de San Antonio. El autobús tarda unos 25-30 minutos.
  • Si vais en taxi el precio medio suele ser de unos 20-25 euros.  El taxi tarda unos 15-20 minutos.
  • Si habéis alquilado un coche, debéis tener en cuenta que casi toda la zona centro de San Antonio es zona azul, por lo que os recomiendo un parking.

Es importante llevar en el móvil apuntado el nombre y número de teléfono del capitán para contactarlo directamente en el caso de que haya cualquier problema.

Embarque a bordo del catamarán

En el barco os recomendamos ir descalzos o con calcetines, por lo que tendremos una bolsa preparada a vuestra entrada para dejar las chanclas y zapatos.

Terraza de popa Catamaran Ibiza Lagoon 380

La terraza trasera también ofrece un amplio espacio para disfrutar del paseo en barco

Una vez a bordo, podéis dejar las bolsas en la esquina de la terraza de popa. Allí estarán seguras y ni se mojarán ni se caerán al agua y podréis tener acceso a ellas en todo momento.

Papeleo y pago de cantidad pendiente

Ya instalados en el barco, el patrón llamará al líder del grupo y le facilitará el contrato de alquiler para que lo podáis leer y firmar, rellenando los nombres del titular del contrato y de todos los ocupantes.

EL TITULAR DEL CONTRATO DEBE LLEVAR SU DNI O PASAPORTE ORIGINAL. Esto es muy importante. O también podéis enviarnos antes una foto del documento por email a info@charteralia.com

Una vez firmado el contrato es el momento de liquidar las cantidades pendientes (si las hubiera). Este segundo pago se hace siempre en efectivo, por lo que es necesario que traigáis preparado este dinero. Ojo que solo aceptamos efectivo! :-)

Una vez que hayamos resuelto el mundanal pero necesario tema del papeleo y el pago, es el momento en el que comienza la diversión!!! :-)

Aguas de Cala Conte en Ibiza
Parece una piscina, pero en realidad son las aguas turquesas transparentes de Cala Conta (Cala Compte) o Playas de Conte, la segunda parada de nuestra excursión por las mejores playas de Ibiza

Justo antes de soltar las amarras os animaré a hacer una visita rápida a los lujosos y limpios baños del club, ya que el WC que tenemos en el catamarán por vuestra propia seguridad no recomendamos usarlo en marcha. Solo cuando estemos parados (salvo urgencias, claro :-).  Sigue leyendo Consejos excursion en catamaran por las mejores playas de Ibiza

Alquiler barcos Malaga

Charteralia os ofrece todo tipo de alquiler barcos Malaga: yates, veleros y alquiler catamaran Malaga con salida y llegada en los puertos principales de la provincia: Desde el Muelle 1 y el club mediterráneo, frente a la catedral de Malaga, en el centro de la ciudad o bien en el cercano puerto del Candado, Caleta de Vélez, Fuengirola, puerto marina de Benalmadena, Marbella y Estepona. Llama hoy a Jose, nuestro gerente, al 651 930 939 (También WhatsApp) y pídenos presupuesto.

alquiler de catamaran en Malaga
No se puede estar más a gusto que tomando el sol sobre la red del CATAMARAN

Consulta nuestras tarifas para paseos en barco de un día o unas horas. Es un regalo de cumpleaños muy original. O también para celebrar la despedida de soltera de tu mejor amiga. Recorre navegando a vela la preciosa bahía de Málaga en velero clásico o en un espectacular catamaran todos los días del año. El clima de la costa de sol hace posible alquiler barcos Malaga incluso fuera de temporada, siendo algunos días soleados de invierno tan buenos como los de primavera o otoño. Sigue leyendo Alquiler barcos Malaga

Ibiza

La isla de Ibiza tiene un pasado relativamente reciente sin alquiler barcos Ibiza, sin despedidas de soltera en catamaran, sin veleros fondeados en las playas de Formentera. Hubo un tiempo en que a la pitiusa apenas arribaban 1.000 turistas en agosto. Edén de intelectuales bohemios, los hippies les siguieron y vivieron ociosos hasta que en los 80 el tecno se adueñó de un nicho ecológico que hoy ya no es lo que era.

Ibiza
Ibiza en la actualidad, playas, barcos y diversión

En la primavera de 1.932 el filósofo alemán Walter Benjamin intentaba rehacerse de su reciente divorcio, estaba deprimido y más tieso que una mojama. Siguiendo los consejos de un amigo, embarcó en Barcelona rumbo a una isla pobre y tan atrasada que solo tenía un par de vacas.

Buscaba reconciliarse con la vida en un lugar dormido en un delicado sueño. Un día de abril de 1932 contempló el amanecer desde la cubierta del barco Ciudad de Valencia que hacía su entrada en el puerto de Ibiza.

cala jondal Ibiza
Cala Jondal al sur de Ibiza

Vivió nueve meses allí y fue feliz en Sa Punta des Molí, en una casa junto al mar de San Antonio. Madrugaba, se cruzaba con payesas de negro con grandes sombreros, se bañaba en el mar sin ver ni un barco en el horizonte ni un alma en la orilla y empezaba un largo día de lectura y escritura. No tenía luz eléctrica y echaba de menos la mantequilla, el licor, los periódicos y las mujeres. Pero se consolaba con la sencilla exquisitez del bulit de pesc y un postre casero llamado greixonera. Y con un paisaje espléndido (“el más intacto que he visto jamás”), que era un resumen de África y Génova, Cádiz y Siracusa. Walter Benjamin, uno de los intelectuales más lúcidos del siglo XX, era un pionero; pero no el primero. Sin contar a los fenicios, el primer turista, el archiduque Luis Salvador de Austria, llegó en la segunda mitad del siglo XIX. Entonces Ibiza solo tenía un hotel y una fonda, la de Miguel Guevara. Tras sus pasos llegaron otros visitantes ilustres: Vicente Blasco Ibáñez, Joaquín Sorolla o Santiago Rusiñol, que fue quien bautizó Ibiza como la Isla Blanca en un artículo publicado en 1913 en El Heraldo de Ibiza. Por entonces ya se hablaba de los beneficios de “la afluencia de forasteros”. Al principio eran alemanes. Erwin Broner, un arquitecto judío formado en la Bauhaus que huía de una atmósfera emponzoñada por el odio, fue de los adelantados. Tras muchas peripecias encontró aquí su paraíso y vivió en una casita blanca con ventanas que parecían ojos mirando al mar que en esos días no estaban plagados de veleros de alquiler barco Ibiza. El francés Guy Selz había abierto un bar elegante en el puerto de Ibiza. Allí Broner socializaba con artistas cosmopolitas y escritores bohemios como Albert Camus, Elliot Paul, Gershom Scholem, Josep Lluis Sert, Raoul Hausmann, Rafael Alberti o Paul Gauguin, nieto del pintor. Walter Benjarnin trataba de ligar para espantar la pena. Una noche, una polaca pidió a Toni, el camarero, dos copas de una ginebra de 74°.
Las bebió de un trago. Benjamin la desafió, pero era un tipo sobrio solo habituado al hachís y al opio, y minutos después se desplomó. En aquella isla púnica y corsaria, aquellos extranjeros excéntricos y aquellas forasteras de cuerpos flexibles habían encontrado lo que buscaban un verano eterno en una Arcadia con crepúsculos de miel y calas donde andar en pelota.

Playa de Salinas en Ibiza
La playa de Las Salinas (Ses Salines) en la actual Ibiza

La explosión de Ibiza

En 1951 Ibiza registró 1120 turistas en agosto. Habían llegado no sin heroísmo porque solo había un barco a la semana, el Ciudad de Mahón, que zarpaba de Barcelona los miércoles a las 7 de la tarde. Era difícil arribar a la isla salvo en tu propio barco, por eso ni Aristóteles Onassis ni Rainiero de Mónaco tuvieron problema alguno para recalar en Ibiza en 1954. Cuatro años después se iniciaron los vuelos regulares en el aeropuerto de Es Codolar, pero hasta 1961 no se asfaltó la pista. Ya con un aeropuerto como Dios manda, llegaron Jorge Guillén, Tristan , Rafael Azcona, Ignacio y Josefina Aldecoa, Camilo J. Cela o Pancho Cossío. También Errol Flyn, que frecuentaba los bares Dominó y Montesol, en donde gracias a sus ingresos le perdonaban sus maneras. Con guiris como él, no hubo otra que poner coto a la degeneración de las costumbres.

caben todas en la red del catamaran
Probando la resistencia de una de las dos redes del catamarán

El ayuntamiento colocó frente al Hotel Ibiza a un guardia y cada vez que un señor salía al balcón sin camisa o una señora con escote, el guardia avisaba al portero para que obligara al atrevido a mantener el decoro. Si algún turista sofocado por el calor se aligeraba de ropa, se le quitaba el pasaporte. No fue por mucho tiempo. El guardia tuvo que rendirse ante la ola de libertinaje que avanzaba y arreciaba.

bikini y trikini en ibiza
Bikinis imposibles

Hace ya muchos siglos Diodoro de Sicilia escribió que Ibiza estaba habitada por bárbaros de todas procedencias. Era un diagnóstico, pero también una profecía. Huyendo de la sociedad burguesona, llegaron los hippies. Se aburrían a morir en una cultura que olía a cadáver e Ibiza era como un regreso al Edén, a la dulce barbarie del ocio perpetuo. Según soplara el viento, leían a Marcuse o el Siddartha de Hesse que llevaban en la mochila. A veces el gregal es tan violento en esta isla como la música de Pink Floyd en la banda sonora de More, la película de 1969 con la que debutó de director el francés Barbet Schroeder.

Es Vedra desde el barco en Ibiza
Navegando frete a la isla de Es Vedrá

Iba de sexo, drogas y comunas hippies en Ibiza, una isla mística con lugares sagrados como Es Vedrá, donde las palomas mensajeras perdían el sentido de la orientación, donde eran comunes los avistamientos de ovnis e incluso donde las apariciones marianas competían con los colgaos que aseguraban ver la cara de Vishnu en algún cantil desde el que se atalayaba el Sol poniente.

amistades y amor en el barco de ibiza
Muy amigas!

La corriente magnética de la isla atraía diferentes energías cósmicas. La horda contracultural venía tanto de Estados Unidos como de Europa y proponía la psicotropía y el amor libre. Algunos eran artesanos o vivían de pequeños huertos. Otros eran vástagos de familia bien que no querían ir a Vietnam; vestían y vivían como peluts, pero periódicamente recibían de casa un giro postal. Los pinares sobrevolados por aspas de molinos de viento junto a playas desiertas formaban un triángulo místico con San Francisco y Amsterdam.

Molino Ibiza y vista bahía san antonio
A vista de pájaro la bahía de San Antonio

Cambio radical de Ibiza

Ahora todo eso es un tópico que muchos años después de que el último pelut ahuecara el ala persigue a la isla como una sombra. Si alguna vez Ibiza fue un vertedero psicológico, esa estampa solo queda en la memoria de quienes nunca se fueron de la isla y son ahora sexagenarios acunados por la nostalgia.

comer en el barco de alquiler
Con la comida preparada

A veces exploran la sonoridad de las cuevas cantando por Janis Joplin o dándose a la repostería con marihuana. Lo único que sigue reverberando como un eco es la moda AdLib entronizada por la yugoslava Smilja Mihailovitch en los 70. Una sabia combinación de influencias folclóricas nativas y moda hippy, con protagonismo absoluto del blanco y el lema: ‘Viste como quieras pero con estilo”. Ya no hay hippies ni siquiera en la fiesta de los tambores de Benirrás.

despedida de soltera en alquiler de velero en ibiza
Relax y privacidad total a bordo

Los rituales con piedras, las danzas de fuego y pañuelos y el olor a marihuana devuelven a la peña a la década prodigiosa, aunque con una importante diferencia lo que era genuino es ahora impotente parodia Jefferson Airplane, Bessie Smith o Joan Baez son arqueología. Los clubbers, la nueva peña, prefieren el chunda chunda. A principios de los 70 el hotel Tres Torres de Santa Eulalia abrió la primera discoteca. Todavía los pescadores de Es Cariar pescaban al curricán con barcas de borda blanca y vela cangreja, ahora esa imagen beatífica ha virado a sepia y los pecadores se chutan con ruido en discotecas que son epidemia.

capitana de barco
La vigía a pie de mástil

Pachá importó su marca de Sitges, y emergieron de la nada Angers, Amnesia y Ku, que ahora es Privilege, en cuyos ámbitos colosales turistas y nativos se mezclan con celebridades como Jean-Paul Gaultier, Elle McPherson o Madonna. El nicho ecológico abandonado por el espiritualismo lo ocupa ahora el delirio rayero desde que en los 80 la vida nocturna se convirtió en la principal industria de la isla. Sus discotecas y clubes tecno son templos con muchos decibelios, drogas de diseño y sexo exprés: una bacanal non stop.

catamaran para despedidas de soltera y fiestas
Las mejores marineras

Vivir en Ibiza es dejarse llevar. También para el ejército de ravers bien vestidos del Ushuaia Beach Hotel en Playa d’en Bossa que se dejan 160 euros por tumbona y una cuenta de 12.000 euros en el bar. La fiesta empieza a las siete con 200 personas en la zona vip, más 4.000 bailando frente a trapecistas desnudos y gogós. Observar es lo único que sale gratis en el último capricho de Abel Matutes júnior, cuyo padre fue alcalde en tiempos de Franco.

celebracion puesta de sol en san antonio en barco
me encanta Ibiza!

El joven general Francisco Franco era comandante militar de Baleares cuando, el 6 de mayo de 1,933, visitó la isla por primera vez. La comitiva se dirigió al faro de Cavas-Blancas, a 200 metros de la casa de Walter Benjamin. Siete años después aquel general prohibió la entrada de refugiados políticos desde la frontera franco-española. Ante la imposibilidad de cruzarla, el exiliado Walter Benjamin, solo, en una fría habitación de un hotel de Port Bou, tomó unas píldoras de morfina y se quitó de en medio. En una de las cartas que había escrito a su íntimo amigo Gershom Sholem, fechada en Ibiza en 1933, escribió: “Echo de menos las densas sombras con las que las alas de la crisis económica enterrará en pocos años esta soberbia de tenderos y veraneantes”.

Las islas bonitas, Es Vedra, en Ibiza
La vista desde el asiento frontal a Es Vedrà es impresionante

Ese sentimiento lo comparten ahora los ecologistas de una isla que, salvo en la persistencia de las lagartijas, se parece poco a la que Benjamin avistó un amanecer de primavera de hace 80 años desde la cubierta de un barco, tan distinto a los barcos de alquiler que salpican las playas de Ibiza hoy día.

Por Jose Charteralia, el autor. Y la historia de cómo nos metimos en este lío de barcos en Ibiza.

alquiler velero 6 personas Ibiza con patron

En esta página os presentamos este bellísimo velero Jeanneau Sun Odyssey 40, con un acabado espectacular y con toda la cubierta en Teka de Birmania, que hará la delicia de nuestros clientes más detallistas y exigentes.

Foto de costado del barco de alquiler con patron en Ibiza
En esta imagen podemos apreciar las líneas de nuestro velero Jeanneau Sun Odyssey 40 con un diseño exquisito, moderno y que ofrece amplios espacios tanto exteriores como interiores

Se trata de una embarcación a vela de 40 pies, unos 12 metros de eslora (longitud), que ofrecemos para alquilar con patrón durante la temporada estival en Ibiza y Formentera. Sigue leyendo alquiler velero 6 personas Ibiza con patron

Contacto directo Jose Navas, 651 930 939 (WhatsApp Ok) info@CharterAlia.com GRANDES OFERTAS alquiler de barcos en Ibiza y Formentera, velero y catamaran